Destellos y penumbras
Un lugar sobre el arcoíris
Los amores perdidos
Los amores perdidos

Los amores perdidos en Chicago

Los amores perdidos en Chicago

Los amores perdidos en Chicago

Los amores perdidos en Chicago

Supe que ya estaba Los amores perdidos en Chicago por esta reseña. Pese a que fue publicada en un perfil del Facebook, es la más completa hecha hasta hoy. La hace la Dra. Lucrecia Artalejo, especialista en Literatura Hispanoamericana, que fue profesora y es aún profesora emérita de la NE Illinois University.

chicago_1024x681

Sin duda, es el mejor análisis que he leído de Los amores perdidos, una novela repleta de homenajes a todos aquellos autores que en un momento u otro de la vida fueron para mí imprescindibles. Lucrecia Artalejo los ha hallado casi todos, en el texto donde los evoco. La primera es del Pascual Duarte de Camilo José Cela, que ella encontró. Aunque también hago clara referencia a Juan Rulfo y a Valle Inclán, que ella no menciona, sí que supo señalar la del García Márquez de El amor en los tiempos del cólera. Existe otra de éste autor por Cien años de soledad. Mi obsesión por Benito Pérez Galdos radica en la necesidad de dotar a los personajes de alma que tienen todos los suyos. Necesidad que Lucrecia Artalejo señala con precisión, reparando en lo que nadie más ha visto. Sin conocerme y si haber hablado nunca conmigo, hizo la apreciación de que las parejas de personajes de Rita Cortés y su hija Alejandra, y Francisco Minéo y Arturo Quíner, son personajes simétricos. Y encontró las pistas que dejé por el camino. Francisco Minéo y Arturo Quíner se sientan en una piedra a contemplar el mar; uno hace cajitas de madera para su amada, el otro escribe notas para la suya; es en esto en lo que son iguales, esta es la linea bisectriz de su simetría, en lo demás sus actitudes vitales son las opuestas. Uno, Francisco, se entrega a la desolación; el otro, Arturo, lucha; así como Rita se entrega a otros hombres, Alejandra se impone no hacerlo. Dije y lo repito que este trabajo de Lucrecia Artalejo es tan penetrante y certero que se antoja ciencia forense de la literatura. Invito a leerlo, no les defraudará.

LAP_LucreciaArtalejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.