Destellos y penumbras
Un lugar sobre el arcoíris
Los amores perdidos
Los amores perdidos

Letras imposibles comenta Los amores perdidos

Letras imposibles comenta Los amores perdidos

Letras imposibles comenta Los amores perdidos

Letras imposibles comenta Los amores perdidos

Erminda PG es una magnífica escritora, como podrá apreciar quien pinche en la imagen y leer la reseña en su bitácora. Es una de las mejor escritas de Los amores perdidos. Pongo aquí su primer párrafo, pero invito a entrar en su bitácora y leerlo del original.

Letras imposibles comenta Loas amores perdidos

Letras imposibles comenta Loas amores perdidos

Los amores perdidos es una novela atractiva desde su portada. Entre la ingente cantidad de obras que abarrotan las librerías, la imagen que presenta esta novela despierta el interés por saber qué se oculta tras las tapas. Y no defrauda el interior. Es más, da más de lo que un título, a priori, tan tristemente romántico podría parecer. Y es que Los amores perdidos es algo más que una novela de amor. Aunque sí, lo hay, y mucho. Perdido y encontrado. Pero, además, nos ofrece un universo de historias aun más profundo que embriagan a quien se adentra en ella.

La obra está ambientada en una isla indefinida que el autor deja flotar en el océano de nuestra imaginación, para que seamos los lectores quienes la ubiquemos en nuestro propio mundo literario. Dentro de esa ínsula, viviremos los principales acontecimientos en dos lugares concretos: El Terrero y Hoya Bermeja. ¿Los sitúan en el mapa? Se encuentran cerca del Macondo de Márquez y Mágina de Muñoz Molina, pueblos de novelas en los que se ambientan historia eternas e intemporales.a


… los múltiples personajes que pueblan la escena aparecen, desaparecen, evolucionan, nacen, mueren, entran y salen de la trama a un ritmo desigual y por motivos de diversa índole. Entre ellos se entablarán relaciones de parentesco, de afinidad, de rencores o pasiones, de dinero o de colaboración, de ayuda, de maldad y de amor. Nos sentiremos atraídos por unos y repudiaremos a otros. Sufriremos con sus cuitas y sonreiremos con sus aciertos. Amaremos y odiaremos como ellos lo hacen, y enjugaremos sus lágrimas con las nuestras, porque el autor tiene la maestría de lograr que identifiquemos a seres de ficción con nuestros iguales, alcanzando así el máximo nivel de verosimilitud al que puede optar un novelista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.