Destellos y penumbras
Un lugar sobre el arcoíris
Los amores perdidos
Los amores perdidos

Invierno en ciernes sobre Madrid

Invierno en ciernes sobre Madrid

Invierno en ciernes sobre Madrid

Invierno en ciernes sobre Madrid

(c) Miguel de León, Invierno en ciernes sobre Madrid, cuento
Invierno en ciernes sobre Madrid


Invierno en ciernes sobre Madrid, contenido de acceso restringido

Este relato, Invierno en ciernes sobre Madrid, dormía en una carpeta desde hace al menos cinco años. Tenía casi todo lo que yo quería contar excepto la conclusión, pero lo que de verdad me detenía era el estilo, el que tanto me agota y me hace sufrir. A pesar de que de tanto aligerarlo estaba en el esqueleto, continuaba percibiéndolo denso. Aunque debo aclarar que el mayor grado de satisfacción que alcanzo con un texto mío es darlo por aceptable, de ninguna manera enamorarme de él como me enamoro de textos que han escrito otros. Por otra parte, la historia de la que trata pensaba que sólo sería del interés de contados lectores, porque habla de esas brumas de conocidos que muchos adoran sentir alrededor y que otros detestamos tanto que cuando regresamos a casa, siempre sin excepción, lo hacemos pensando en qué habremos sido imprudentes o cuánto nos habremos puesto en evidencia con los que hayamos tenido unos minutos de conversación. Se comprenderá que el primer título fuese ‘La insoportable levedad de la espuma’ Esa es la razón de que muchos hayamos sido lentos y parcos en desenvolvernos por las redes sociales. Han sido ellas las que me devolvieron el interés por este viejo durmiente, puesto que lo han hecho vigente. Lo situé en Madrid porque en todo lo relacionado con él, sus calles me venían a la mente. Todavía me pasa.

Invierno-en-ciernes-sobre-Madrid

10 comentarios en “Invierno en ciernes sobre Madrid

  1. Ana A. García-Ramos

    ¡¡¡¡Excelente Miguel!!!! Estos párrafos bien podrían ser el comienzo de una buena historia. Esa sonrisa correspondida lograría desencadenar lo que tu quisieses. Lo mágico de escribir es que el escritor puede hacer con los personajes lo que le plazca. De momento, al leer tu cuento, nos concedes a los lectores la licencia de imaginar qué puede ocurrir tras el gesto amable y coincidente que intercambian los personajes en la puerta de la cafetería.

      1. Ana A. García-Ramos

        Por fin logré leerlo entero. Me ha gustado muchísimo. Pones en valor el concepto de amistad. El valor que descubre la protagonista cuando es consciente de que la ha perdido y trata de recuperarla con desesperación y el valor que le da él, cuando pasa por alto el intencionado distanciamiento que propició ella. Suele pasar que no sabemos lo que tenemos hasta que lo hemos perdido. Preciosa historia y bonita moraleja.

  2. Ciani Lissón Aguiar

    Que cuento tan maravilloso Miguel, que delicia leerte. Lo he leído sin pestañear y con todos los sentidos puestos en la lectura.
    Leer y comer chocolate a la vez, jajaja me ha encantado! Yo lo hago igual, dos placeres que disfruto tanto, como de una niña chica se tratara, y que el amor en tiempos del cólera sabe a menta, uf me fascina!
    Que bonito canto a la amistad has relatado, como siempre, fino, elegante, delicado y sensible.

  3. Patricia Torres Fernández

    Todas palabras son pocas para describir lo que me has hecho sentir con este relato maravilloso.
    Bueno tu siempre consigues que me beba tus palabras,
    Siempre te lo digo y te lo seguiré diciendo: tienes un don para la escritura.
    Como siempre de una manera elegante y trasmitiendo algo que yo valoro muchísimo: la amistad.
    Además ubicar este relato en mi querida ciudad, Madrid.
    Me ha encantado pasear contigo aunque sea virtualmente por estas calles tan conocidas para mí. Espero que algún día lo hagamos en personas 😉

    Gracias Miguel por este regalo.
    Un beso enorme

      1. Patricia Torres Fernández

        No sabes las ganas que tengo que llegue ese momento. En cuanto sepas algo sólo tienes que avisarme.
        Ten por seguro que haré todo lo posible porque ese encuentro se haga realidad.
        Sabes que te admiro como escritor pero por encima de ello eres una maravillosa persona. la vida no me puede dar un regalo mejor que conocerte. :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.